Jueves 18 de Mayo de 2017
Reforma laboral y la diáspora sindical

El trabajo humano no solo es vital para la creación de riqueza, sino esencial para la dignificación de la persona, su inclusión social, la construcción de ciudadanía, el avanzar hacia sociedades más igualitarias en base a principios de solidaridad, en otros términos: construir sociedades democráticas que garanticen justicia social, participación y paz social real y duradera. El ineludible debate actual sobre las vías de salida de la crisis ofrece nuevas oportunidades a las concepciones que ven en el trabajo solo un costo empresarial. Quien presta su trabajo no da ningún objeto patrimonial, sino que se da a sí mismo, toda vez que el trabajo es el hombre en situación de actuar. Los cambios estructurales al modelo de sociedad, incluyendo sus solidaridades históricas, impuesto por la dictadura, en la esfera de las relaciones de trabajo se tradujeron específicamente en el Plan Laboral e implicó una desregulación significativa de las protecciones legales al trabajo y una ‘hiperreglamentación’ de las relaciones colectivas tendientes a su anulación. Se pasó de un 31% de afiliación sindical, en 1973, a solo un 14,7% en el 2016. Hoy, en el 81,8% de las empresas de 10 o más trabajadores no ha existido nunca un sindicato. En cuanto a las características del sindicalismo, a la fecha existen más de 11.400 sindicatos activos (menos del 50% de los inscritos), la mitad de ellos con hasta 40 socios. Este insignificante tamaño no se explica por una gran presencia de sindicatos de empresas pequeñas, ya que el 75% de la afiliación sindical se concentra en la gran empresa, siendo casi inexistente la representación sindical en las empresas de menor tamaño. La realidad es la de una diáspora de sindicatos pequeños disgregados en la gran empresa. Además, la mayoría de los sindicatos tienen muy corta vida: el 41% de las organizaciones activas tiene menos de cinco años y el 65% de los sindicatos creados en 2014 dejó de existir en poco más de un año. Lamentablemente, más allá de las buenas intenciones proclamadas en el Mensaje del Proyecto, la Ley N° 20.940, que “moderniza las relaciones laborales”, en vigencia desde el 1° de abril, no modifica los pilares del Plan Laboral, es decir: el encapsulamiento y la dispersión sindical y, más profundamente, la desarticulación de los trabajadores y trabajadoras y su despolitización. Incluso, algunos estudios demuestran que, con el mayor enclaustramiento de la negociación colectiva en la empresa, el alza de quórums para constituir sindicatos en empresas de hasta 49 trabajadores, los sectores marginados del derecho de huelga, etc., todas materias contenidas en la nueva ley laboral, se excluiría de la negociación colectiva a cerca del 61% de los asalariados. La reciente reforma no solo no modifica en su esencia al Plan Laboral de 1979, sino que lo legitima. Las eventuales mejoras marginales no logran arañar siquiera el enorme desequilibrio de poder existente entre empresarios y trabadores, lo que, según la amplia experiencia comparada, solo se logra mediante negociaciones y acuerdos sectoriales, ramales o por área de actividad. Sí ayuda a entender la gran desigualdad económica y social que nos avergüenza como país y, en parte, los lamentables déficits democráticos en participación ciudadana. Maria Ester Feres Facultad de Economía, U.Central


 
  El terror vuelve a Europa
  POR UN ESTADO DE ÁNIMO MÁS ARMÓNICO
  Autoridades del Trabajo y de la Iglesia reflexionan en torno a la Sindicalización
  Municipio de Viña del Mar impulsa uso seguro del internet con charlas a padres y apoderados
  Adultos mayores de Quillota entregaron “pulpitos solidarios", para niños prematuros de hospital San Martín
  Carabineros inaugura nuevo cuartel del SEBV en Concón
  Las estrategias de la DC: ¿Todos los caminos llevan a Roma?
  Experta sostiene que los partidos políticos no reconocen la importancia del voto juvenil
  INJUV Valparaíso hace llamado a postular proyectos juveniles a Fondo Participa Dos
  Entregan reconocimiento a Fundación UPLA por su compromiso social
  ¿Aires de primavera?
Diario Proa Regional
Autenticamente Sanantonino
 
  border=0