Martes 5 de Diciembre de 2017
Temor y Fe

Anticipar un hecho y esperar que este suceda, es tener fe y también es tener  temor. Basándonos  específicamente en lo que es la fe; está la asociamos directamente a algo que deseamos que acontezca de forma positiva, la fe es la certeza de lo que se espera y es la convicción en el bien; sin embargo para tener la certeza  de algo y el definitivo convencimiento en un tema determinado, es necesario que sepamos que toda convicción se adquiere y viene por los conocimientos que poseamos. Pues bien, todo lo que desees y lo mentalices con fe y en oración para tu vida y tú entorno, se te dará, teniendo en cuenta que orar no necesariamente es rezar, también es pensar y meditar en bien, buscando la armoniocidad para nuestras vidas y las de los demás; en resumidas cuentas, es la actitud mental positiva a la que siempre tenemos que convocar  en las meditaciones u oraciones en que nos mentalizamos. Ahora piensa esto, la fe es una fuerza positiva y el temor es una fuerza negativa, el temor lo asociamos a lo que no queremos que suceda o a lo que tememos, este se siente y se presiente, y en algunas oportunidades sucumbimos ante él y lo atraemos a nuestras vidas. Esta no es la idea, la idea es que usemos la fe para todo lo que queramos en bien, pensemos en positivo y lo seamos siempre, repensemos nuestros pensamientos negativos; elimina de tu vocabulario de forma paulatina el famoso y tan común término “Temo que” por el “Tengo fe” y todo se transformará en bienestar en tu vida, eso sí, que teniendo claro que ese bien qué esperas, no lo será solo para ti,   también se vendrá para los demás.
 La fe y el temor son dos caras de una misma moneda, todo lo que tú esperes  en fe y con fe, te sucederá. Ten siempre presente que si sientes temor también a este lo atraerás. No hay que temerle, ni tenerle miedo al miedo, a lo único que se le  debe temer es al sentimiento de negatividad que expresas con tus conductas poco optimistas en tu día a día. Todo es mente, es tu disposición al respecto, somos los exclusivos creadores de nuestros estados de ánimo y siempre recuerda que las dificultades en tu diario vivir son el producto de tu actitud mental, por lo que, tú tienes la solución en tus propias manos a tus problemas cotidianos. Siempre lo que tú piensas se manifiesta de una u otra manera, aprendamos a pensar de forma correcta, con amor y fe, no temas, aunque en tu corazón y tu mente hayan malas conductas y malos hábitos, depende exclusivamente de tu actitud mental para superarlos; recuerda y ten siempre claro que los trabajos mentales no necesitan de la fuerza física; ni el pensamiento, ni el espíritu tienen músculos, solo es la disposición y tu  actitud positiva la que hará cambiar tus conductas negativas.
 Para los creyentes y hombres de fe, la tolerancia y la buena voluntad son la base para enfrentar al temeroso y dañino resentimiento y rencor, que hoy en día transitan y circundan por nuestra existencia, estos sentires son el enemigo número uno de nuestro corazón, el odio amarga la vida entera y es la causa de todas las decepciones que sufrimos; solo el conocimiento en el poder de la fe y en la fuerza del amor nos liberarán del maligno rencor y resentimiento que tiñen manchando todo comportamiento humano, crean, tengan fe, el amor y la fe, todo lo puede.
HUBERZZA


 
  ¿Cómo actuar enun accidente por inmersión?
  Señores Presidenciables
  Con llamado a la autoprotección se inició en Viña del Mar temporada de playas
  Consejo Regional aprueba recursos para construcción de Centro Cultural de Concón
  Denuncian al Tribunal Constitucional por actuación poco ética
  Joven mujer se quitó la vida en el sector alto de Llolleo
  Daniela y los protocolos de trasplante
  EL VALOR Y LA VALÍA
  La temida repitencia de curso
  Alcaldesa Reginato valoró labor de Bomberos de Viña del Mar en su 133 aniversario
  Limache descubrió a sus nuevas estrellas
Diario Proa Regional
Autenticamente Sanantonino
 
  border=0