Viernes 12 de Enero de 2018
Artesano de Quilpué fabrica las ocarinas más famosas de Chile

Con arcilla del valle de Marga Marga y el apoyo de INDAP, Sergio García produce los instrumentos de viento que músicos de Los Jaivas y Congreso lucen orgullosos en sus presentaciones

Tal vez el sonido más característico de bandas como Los Jaivas o Congreso sea aquel que resulta de la genuina fusión del rock progresivo y la interpretación de instrumentos musicales originales latinoamericanos. En una maravillosa sinfonía los músicos chilenos logran armonizar guitarras eléctricas, bajo, sintetizadores, piano y batería con la mística sonora de ocarinas, tarkas, zampoñas, quenas y quenachos.
Cuando suena la canción "Tarka y ocarina" de Los Jaivas o "Hijo del sol luminoso" de Congreso, hay un delicado silbido que asoma en nuestros oídos y que parece situarnos de inmediato en un paisaje altiplánico. Es el sonido de las ocarinas que hace cuatro décadas fabrica el artesano y luthier quilpueíno Sergio García Fariña.
“La comercialización de nuestros instrumentos la hacemos con músicos que generalmente ya conocemos, que son amigos desde hace muchos años, la mayoría son grupos conocidos como Congreso o Los Jaivas, a ellos siempre le hemos entregado ocarinas, porque también nos ayudaron cuando yo empecé con la investigación y les preguntaba aspectos más técnicos relacionados a cómo debía sonar el instrumento”, cuenta el artesano de la ciudad del sol.
Nacido en Viña del Mar, pero residente hace casi cuarenta años en Quilpué, Sergio García Fariña se define como un fabricante de instrumentos musicales en cerámica. Desde 1975 se dedica a este oficio junto a su socio Marco Antonio Donoso con quien formó la empresa “Arcoiris”. Luego de terminar sus estudios de Diseño Industrial en la Universidad de Valparaíso, García decide imbuirse en el mundo de los instrumentos musicales e ir al rescate de la ocarina que por esos días se le definía como un instrumento casi extinto. 
En forma autodidacta aprendió el oficio de fabricar diversos instrumentos musicales en cerámica que van desde las flautas, sonajas, vasijas silbadoras, darbukas y udus, hasta la ocarina con todas sus variantes: transversal, colgante y en línea, entre otras. Con este último instrumento ha alcanzado gran reconocimiento, gracias a la “Ocarina Quirquincho” creación propia que en 2008 le valió un “Premio de Excelencia de la Unesco para los productos artesanales del Mercosur”, un reconocimiento a la calidad y vocación en el rescate de instrumentos precolombinos.


 
  Reformas (laborales) para no perder el futuro
  Chile y la prueba APEC 2019
  74 años de la causa del Padre Hurtado
  El Teatro y las artes inundarán los cerros de Viña del Mar
  CORE aprueba $4.000 millones para la construcción de CESFAM de Catapilco y Zapallar
  Carabineros inaugura la nueva comisaría "Placilla" en Valparaíso
  Mes del Rosario
  Proyecto de reforma al notariado
  EL MARTIRIO DE LOS DÍAS PARA ALGUNOS
  Mujeres y trastorno de ansiedad
  Erradicación de la pobreza
Diario Proa Regional
Autenticamente Sanantonino
 
  border=0