Miércoles 16 de Mayo de 2018
Ojos que ven, corazón que siente

Si no te enteras, de algo dañino que te pueda afligir, o que pudiese aquejar a la sociedad y sin embargo lo sospechas, te haces el desentendido y no te incomodas ni sufres por ello; te calza perfectamente el dicho “ojos que no ven, corazón que no siente”. Muchas veces por temor o egoísmo preferimos no ver y por lo mismo no nos lamentamos de las injusticias sociales y los errores de esta consumista, egocéntrica y mal encaminada sociedad en algunos temas puntuales. Es una frase perfecta para los que no quieren ver lo equivocados que están en la crianza de sus hijos y los desentendidos que generalmente se hacen cuando no les afectan directamente estos problemas o aun no los han vivido. La delincuencia de cuello y corbata es producto del oportunismo y la traición a la buena educación y a los hábitos morales dados por sus familias, (si es que los tuvieron). Me refiero abiertamente a los delincuentes políticos, empresarios, profesionales, dirigentes sindicales y miembros de las fuerzas armadas y de orden y seguridad del país, a los ciudadanos en general, hijos de familias de esfuerzo y respetuosas de las leyes del país. Estos traidores son un punto aparte. La delincuencia en Chile, en un porcentaje muy alto, es por falta de una real y efectiva educación, por una nula formación de buenos hábitos, de escasos valoras morales y la excesiva permisibilidad de los padres en el consumo de alcohol y drogas. Los malos ejemplos son imitados por nuestros hijos y son el fiel reflejo de nuestro comportamiento. Como padres en ocasiones escondemos la cabeza bajo tierra y dejamos que pase el tiempo para luego culpabilizar por nuestro mal desempeño a la calle y sus vicios, a los errores de juventud, a los amigos, a la falta de oportunidades, a la mala educación publica, a la televisión, al internet y las redes sociales, al capitalismo y al consumismo, o simplemente a la sociedad para disculparnos de nuestra real responsabilidad. No educamos como corresponde en nuestros hogares, no damos buenos ejemplos, no demarcamos los límites con firmeza, ni somos cariñosos cuando corresponde dejando erróneamente esa obligación a la escuela. También argumentamos que los profesores no son como los de antes, que estos eran formadores y se respetaban como tal, el punto es, que la gran mayoría de los padres de hoy, no son como los de antes y por ende sus hijos. Es muy cierto, que mas menos hasta los años 80 se respetaba al profesor, pero también los padres enseñaban modales y buenas costumbres en sus hogares. Hoy en día muchos padres culpan a la escuela de sus errores como formadores y educadores de hombres útiles a la sociedad. Numerosos padres de familia le dan la tarea a los profesores de enseñar educación y ellos se despreocupan de este deber, dando como resultado que muchachos con buen desempeño académico carezcan de educación, llegando a ser titulados mal educados, soberbios e irreverentes. Son los conocimientos académicos los que se imparten en las aulas, se refuerzan los buenos hábitos y se hacen los esfuerzos para corregir los malos, muchos maestros tratan de rectificar y remediar las malas costumbres pero se encuentran con la negación de los jóvenes producto de las malas practicas impuestas por sus padres minimizando los esfuerzos de los educadores con argumentos como los derechos del niño, al mal contenido educativo, la intromisión en sus hogares, el clasicismo y la falta de recursos. Esta claro que somos un país de contrastes impactantes y que los cambios sociales empiezan en nuestros hogares fomentando la lectura y dando buenos ejemplos a nuestros hijos. Se educa en casa. HUBERZZA


 
  La separación de poderes y la función Judicial
  A 10 años de la Ley de Transparencia: Municipios concentran un 71% de los sumarios por incumplimientos
  Emprendedores, micro y pequeños empresarios de Concón obtuvieron recursos de Sercotec
  Sernapesca habilita módulo on line que agilizará la tramitación de la acreditación de recursos pesqueros con atención continua 24/7
  Se abre proceso de postulación para los Fondos de Protección Ambiental 2019
  SERCOTEC entregó apoyo por más de $800 millones a emprendedoresy microempresarios de laprovincia de Valparaíso
  Municipio viñamarino continúa intenso plan de fiscalización contra el comercio ambulante ilegal
  Los desafíos del nuevo Ministerio de Ciencia y Tecnología
  DEJÉMONOS OBSERVAR, CULTIVANDO LOS SUEÑOS
  Organizaciones deportivas recibieron 25 millones de pesos para fomentar el deporte en la provincia de Quillota
  Presentan directiva de nueva Fundación Cultural de Zapallar
Diario Proa Regional
Autenticamente Sanantonino
 
  border=0