Miércoles 15 de Mayo de 2019
Dame una W¡ … ¡Dame una O! … WOOOOO!!!!

Así podría empezar un partido de fútbol cualquiera, con un grupo de animadoras clamando letras al son de la música, aunque de haber sido así, muchas se hubieran
arrepentido de llegar con sus pompones y minifaldas… Porque el sitio al que nos llevan estas dos letras, no es otro que a pleno corazón de la Región de Magallanes, a Puerto Natales, desde donde arrancan dos rutas bautizadas de igual forma, en uno de los Parques Nacionales de mayor popularidad del planeta… Las Torres del Paine. Son muchos los turistas
que llegan desde todos los rincones del planeta y por supuesto, también desde Chile, buscando esa expresión de asombro que a la mayoría se les dibuja en el rostro cuando llegan a contemplar la belleza de este parque. Pero la pregunta es, ¿saben realmente por qué llegan tan lejos? Unos buscan nuevas aventuras y parajes inhóspitos que explorar, también realizar actividades en plena naturaleza, otros tacharlo de su guía de viajes, por ser uno de los lugares más australes del mundo… o quizás sea su objetivo comprobar que es tan bonito como dicen… en definitiva, a juzgar por las opiniones que he conocido
de diferentes personas… vamos allí por la fama que tiene, y hablo en plural ya que me incluyo en haber sido uno de los turistas que conoció así este lugar… pero es precisamente a raíz de todo esto, y de haberconocido hace escasos días la región de Aysén, cuando me surge de nuevo otra pregunta… ¿Por qué nos empeñamos en llegar al fin del mundo cuando no conocemos ni siquiera una mínima parte del camino que lleva hacia él?
Empeñados en conocer el sur de Chile casi siempre saltamos desde Santiago hasta Punta Arenas… y no es que quiera desmerecer a la octava maravilla del mundo de su fama… Pero valga el símil, sería como quedarnos con nuestra pareja por tener un lindo rostro… cuando hay toda una belleza interior, oculta tras él. Y aprovechando esto de viajar a través de comparativos y aun siendo conscientes de que existe todo un territorio en las regiones intermedias entre Santiago y La Patagonia, vayamos ahora un poquito más al norte de Magallanes… Más allá de la imponente barrera de los campos de hielo Sur… Resulta que existe una pequeña ciudad llamada Coyhai                                                                                                                                 que, que bien podría considerarse el portal de entrada a un nuevo mundo. Lleno de belleza y encanto, de pureza, de luces y colores, otoños que desafían la paleta de cualquier pintor, con sus glaciares, sus cascadas, los ríos más caudalosos
de Chile, bosques, lagos… en definitiva, la esencia más austral de Chile.
Este pueblito, sin querer parecerse ni a la Atlántida, ni al Olimpo, comparte una curiosidad
muy cercana a estas dos ciudades de leyenda, lo que la dota sin duda de un atractivo particular. Su acceso más fácil es por mar y por aire… Siendo Balmaceda su poblado aeropuerto y Puerto Chacabuco, su entrada desde el mar… Ofrece cantidad de atractivos, siendo uno de los principales y el más conocido, la carretera Austral. Esta ruta asegura recorrer uno de los parajes más bonitos no sólo de Chile, ni de Sudamérica, sino de todo el planeta…
Sus gentes, hospitalaria en todos los sentidos… Una gastronomía digna de ser mencionada en cualquier libro de cocina que se precie… Una cultura propia, pintoresca propia de los “gauchos” del lugar, con sus ropas, sus vestimentas…
Siempre con un buen mate caliente en mano y dispuestos a conversar sobre la historia de la región… Y hasta un baile
propia de la zona que te hará brincar en las bohemias noches coyahiquinas a ritmo de “chamamé”.
Y que mejor manera de recorrerlo que guiados por el rico saber de la malta…en sus diferentes clases, sabores, texturas y colores…por ejemplo, con la excusa de tomarnos una Finis Terra llegaríamos a Puerto Cisnes, un bello pueblo a orillas de los fiordos sureños, pasando por el Ventisquero Colgante, en pleno parque del Queulat (sonido de cascadas en lengua indígena), de cuyas aguas nace esta cerveza… o una Caiquén (nativa de Aysen, que significa “ganso salvaje”), que nos llevaría hasta el esplendoroso parque de Cerro Castillo… Sin olvidarse de degustar un rico asado de cordero acompañado de una Troppera o una D’olbek, en el corazón de la región…. Y seguir este recorrido encaminándonos hacia las profundidades australes… con una Arisca, hecha con agua de los campos de hielo Norte que nos llevaría hasta Puerto tranquilo, portal de un monumento natural de extraordinaria belleza, llamado las catedrales de mármol… para finalizar con una Campo d’Hielo en cualquiera de sus tres variedades, cuyos nombres nos llevarían a recorrer tres lugares de los cuales provienen las aguas que intervienen en su elaboración… el glaciar Exploradores, el imponente río Baker y sus vertientes aledañas…
Dejarse guiar por el sabor de la cerveza… en un bello paisaje, en todo su esplendor natural es, sin lugar a dudas, toda una experiencia.
Y así como todo vaso de cerveza se debe terminar, quisiera poner fin a este pequeño articulo o
reflexión personal con el que pretendo acercar más esta maravillosa región a todo aquel que de lo lea… y dejar un buen sabor de boca.
Ojalá nazca una pizca de ilusión por descubrir esta maravillosa tierra, que estará encantada de recibir a todo aquel que desee visitarla, rebosante de vida y dadora de paz…
Un regalo de la Pacha Mama… o para un humilde europeo como yo, la Madre Tierra.
 Fernando Sánchez Castro
Topógrafo de profesión… Viajero incondicional de corazón


 
  Directora de jardín infantil se acoge a retiro
  Invitan a vecinos de Santo Domingo a sumarse al simulacro de terremoto y tsunami del 5 de septiembre
  Realizan seminario provincial sobre Enfoque de Derechos y Buen Trato hacia las Personas Mayores•
  San Antonio fue sede de Consejos Consultivos estudiantiles
  Invitan a competencia acuática San Antonio Maipo Río Abajo
  400 millones anuncia Indao para la región de Valparaíso tras decreto de Zona de Emergencia Agrícola
  Primer encuentro de Cuidados Paliativos del SSVSA se desarrolló en el Hospital Claudio Vicuña de San Antonio
  En El Quisco Comisión Nacional de Riego capacita a dirigentes de pequeños embalses en aspectos legales y de gestión
  CCR San Antonio de Padua presentó obra teatral El Espejo
  Importante representación femenina tuvo el IV Encuentro Latinoamericano y del Caribe
  En San Antonio se celebró la Semana de la Lactancia Materna
Diario Proa Regional
Autenticamente Sanantonino
 
  border=0