Martes 9 de Julio de 2019
Los sin recursos

Los recursos no solo se reducen al dinero, en su escasez o en su abundancia; se materializan perfectamente  en la forma de actuar de los seres humanos para enfrentar sus necesidades. Batallan en esta empresa, conceptos largos y aburridos de definir, como la inteligencia emocional, las capacidades que tenemos para transmitir seguridad en el propio accionar y hacia los demás, mas, todas nuestras falencias y capacidades  que abundan en las personalidades de cada uno de nosotros.
        En primera instancia, dejo esta vez de lado los recursos básicos que el Estado posee para brindar una buena atención a los  ciudadanos chilenos, contribuyentes o no;  que muchas veces y que es por todos sabido, no se han usado,  como corresponde o simplemente de forma fraudulenta por los ladrones de cuello y corbata e incluso de uniforme que todos conocemos; o los magníficos y ricos recursos naturales, que posee el Estado chileno y que este no ha sabido administrar,  por ende, los arrienda, subsidia o vende a los mismos de siempre, los cuales son administrados como empresa en beneficio directo del grupo empresarial y del gobierno que esta de turno, no obstante, con pocos beneficios para su pueblo, ya que muchas veces estos recursos logrados por estas sociedades  (por muchas aceptadas y  por muchos discutidas) son malamente destinados o invertidos.
       El concepto de recursos, explicado de forma simple sería: “Es el conjunto de elementos disponibles para resolver una necesidad  y realizar algo concreto; o también, lo podríamos definir, como, el conjunto de distintos y variados medios que se utilizan para conseguir  un fin específico y satisfacer una escasez o una carencia” Lo queramos o no, el no TENER LOS MEDIOS, habla bien y a la vez habla mal de los seres humanos; habla bien, cuando realmente se carece de estos y le pides al Estado o a las instituciones de caridad que te los brinden o te ayuden en resolver tus necesidades del momento y contrariamente, habla profundamente mal, si argumentas déficit en tus recursos económicos y falta de medios o bienes, fingiendo precariedad para lograr los beneficios que el Estado brinda a los ciudadanos que los carecen y que realmente los necesitan. Incluyo en esta necesidades de carencias sociales y económicas   a la desprotegida, contribuyente, honrosa y digna clase media trabajadora, a las PYMES y los  profesionales chilenos que aportan con sus impuestas a las causa del Estado.
 Cuando  posees las herramientas, los elementos y los medios para alcanzar y satisfacer tus metas o necesidades y no los utilizas éticamente,  habla horriblemente mal de tu persona, lamentablemente te transforma en un  apuntado  y  catalogado personaje corrupto, casi en la misma sintonía y secuencia fraudulenta de los“SI” nómbrales, de la fauna política y  la sociedad pluralista  de la nación.  El Estado de Chile, desde hace varios años atrás ha brindado un abanico de beneficios para ciertos sectores de la sociedad; como es el caso puntual de los supuestos ciudadanos de escuálidos recursos económicos y paralelamente para los  empresarios del país; muchos de ellos son correctos y van por un buen camino al brindar dignos y buenos trabajos, pero lamentablemente muchos trabajadores que ganan un buen salario golpean las puertas de las municipalidades pidiendo regalías que no necesitan y otros simplemente acuden al típico pituto que trabaje ahí para lograrlo. Típico chileno. HUBERZZA


 
  Amor virtual
  La política de ‘las cajas’: ¿caridad o derechos?
  Patrimonio y sentido de pertenencia
  MTT informa postergación de pago de permisos de circulación para taxis, transportes escolares y buses
  Sercotec lanza programa Reactívate para apoyar a las mipes afectadas por la pandemia
  INDAP habilita el pago de créditos por trasferencia bancaria para evitar el traslado de los pequeños agricultores de la región
  Gendarmería confirma primer contagiado en la Región
  Mediación de la Dirección del Trabajo logró acuerdo en negociación colectiva de la Clínica San Antonio
  La otra crisis sanitaria
  Un exceso narcicístico: Aperturas incipientes de la ruptura social
  ¿Tiene Chile demasiados parlamentarios?
Diario Proa Regional
Autenticamente Sanantonino
 
  border=0