Viernes 18 de Octubre de 2019
VIVALDI DEBE RENUNCIAR

El Domingo pasado el rector de la Universidad de Chile, Vivaldi publicó un comentario en El Mercurio en que señala que los ataques a una estudiante, no representan una falta de convivencia en esa universidad. ¿Habrá sido un acto bondadoso? ¿Son hechos aislados, fortuitos e inconexos el que la alumna Polette Vega haya sido agredida por diferencias ideológicas, dos veces, durante clases y que los atacantes, insolentemente, exigieron al profesor que la expulsara de la sala?
Anteriormente, en julio pasado, la víctima fue el alumno Girardi, recientemente una agresión al profesor Puga por afirmar que “el 11 de septiembre pudo haberse evitado” y hace pocos días los alumnos de derecho aprobaron los nuevos estatutos fascistas y antidemocráticos en pro de una sociedad anticapitalista, antiespcista y antimperialista sin definir cuál serían los ideales “pro” permitidos. Así mismo, el centro podrá negar el derecho a ser candidato a directivo a quien no comulgue con los nuevos estos estatutos fascistoides. ¿Cómo se puede ser anticapitalismo si la propiedad privada es un derecho constitucional? o ser antiespecista si simultáneamente se niega tener otras creencias o ser antiimperialista, excepto China y unos micro imperios como Corea del Norte, Cuba y Venezuela. ¿Terrorismo?
Ahora reinará en la facultad de derecho una tiranía como la griega de los siglos VI y V ac. Rector, vice rectores, decanos, el senado académico han mantenido casi un prolongado silencio reprobando con lágrimas de cocodrilo, en el papel, y sin sanciones a los alumnos ya identificados por sus actos delictuosos en espera de burocráticos sumarios que en el caso Girardi aún no ha sido fallado. Mientras tanto, el vicerrector de asuntos estudiantiles, Julio Cortés, en un acto de suma valentía, le ha hecho llegar a la alumna Vega un número de teléfono para que pida SOS en caso que vuelva a ser agredir. Broma de pésimo gusto.
¿No habrá una tácita aceptación ideológica?
La tardía columna de Vivaldi justifica lo ocurrido señalando que también se repiten en otras instituciones por lo que no es raro que ello también ocurra en la U. Cita como ejemplo a sus vecinos, los niños imberbes del Instituto Nacional. Lo que no es comparable con la madurez de los estudiantes de educación superior. Así, no es creíble, como lo demuestran los hechos, la Universidad de Chile ha dejado de ser pluralista, laica e inclusiva como sostiene el rector. Lo fue, ahora ya no. Así mismo, no es creíble que las autoridades cuidan la universidad “cotidianamente”.
Agrega que, prueba de su cuidado, los rankings internacionales la sitúan, en más allá del lugar 180 en el mundo. Tales indicadores no incluyen aspectos éticos o morales.
Se escuda detrás de sus 40.000 alumnos para convencernos que si hay delincuentes son una minoría insignificante. Sin embargo, la votación de los estudiantes de derechos que aprobó un reglamento fascista para su centro de alumno no es una minoría irrelevante. Algo huele mal en Dinamarca.
Se siente conmovido, pero poco convincente frente a la ausencia de acciones correctivas oportunas ausentes y en otro párrafo agrega que sería “un error grave que como universidad no respondiéramos activamente las lecciones que nos deja lo ocurrido. Transcurridos meses desde la agresión a Girardi, al profesor Puga y dos semanas de las sufridas por la alumna Vega y los nuevos estatutos del centro de derecho indica que no han aprendido nada, fuera de la retórica. El papel aguanta todo.
Termina su perorata señalando que “garantiza que seguimos trabajando como lo hemos venido haciendo durante 176 años”. Subirse al carro de los méritos de grandes rectores como Bello, cuya estatua es frecuentemente mancillada durante marchas universitarias, como Juvenal Hernández o como Gómez Milla, en cuya memoria, por desgracia, se le ha dado su nombre a una sede violentista.
Los diversos comentarios y críticas aparecidas en los medios, entre ellos notables abogados, no se han dado el trabajo de examinar los estatutos y reglamentos de la Universidad de Chile, como, entre otros, los que siguen:
Estatutos:
Art 4°.- libertad de pensamiento y de expresión, pluralismo; y la participación de sus miembros en la vida institucional, con resguardo de las jerarquías inherentes al quehacer universitario… Formación de personas con sentido ético, cívico y de solidaridad social; el respecto a personas y bienes.
Art. 12.- El ingreso, permanencia, promoción y desvinculación de los integrantes de la comunidad universitaria obedecerá únicamente a méritos o causales objetivas, con arreglo a la ley, y sin sujeción a discriminaciones de carácter arbitrario.
Residirá en la comunidad universitaria la facultad de decidir respecto del funcionamiento, organización, gobierno y administración de la institución, la que ejercerá mediante los órganos y procedimientos establecidos en el presente Estatuto.
Art.14.- Son estudiantes quienes han formalizado su matrícula en carreras y programas académicos regulares y sistemáticos y cumplen los requisitos establecidos por la Universidad para su ingreso, permanencia y promoción. El
Reglamento de los Estudiantes fijará sus deberes y derechos como miembros de la comunidad universitaria.
Reglamento de la Universidad de Chile
Art. 3.- Son deberes de los/las estudiantes: 1.- Respetar la institucionalidad y contribuir a la convivencia universitaria, teniendo presente los principios orientadores señalados en el Estatuto que les sean aplicables;
Respetar a todos/as los/as integrantes de la comunidad universitaria, así como también toda persona que ejerza labores o preste servicios para con la Universidad de Chile mediante contratos o convenios de honorarios, subcontratación, empresa de servicios transitorios y/o cualquier otra forma contractual, lo que implica, entre otros, la prohibición de todo acto u omisión que derive en una discriminación arbitraria y la prohibición de todo acto que implique acoso sexual, definidos en el artículo 13 letra f) de este Reglamento.
Art. 4°.- 7) Constituir, autónomamente, organizaciones estudiantiles, conforme lo señalado en este reglamento.
Art. 5°.- Constituye infracción todo comportamiento de un/una estudiante que importe la transgresión a los deberes establecidos en los números 3, 4. 5 y 6 del artículo 3 de este reglamento. Las sanciones asociadas a dichas infracciones y el procedimiento para determinar su existencia, estarán reguladas en el Reglamento de Jurisdicción Disciplinaria de los y las Estudiantes.
Art. 7°.- Los/Las estudiantes son libres de darse la organización que estimen, para canalizar sus inquietudes y asegurar su representatividad. Gozarán de autonomía para dictar los estatutos de sus organizaciones y nombrar sus directivos/as, sin obligación de trámite de reconocimiento ante la autoridad universitaria.
Este último, si bien permite que los estudiantes se den las normas que regirán su centro de alumnos, es claro que tal libertad no pude transgredir o entrar en conflicto con los estatutos y reglamentos de la universidad como ha sido el caso. El nuevo reglamento del Centro de Estudiantes de Derecho establece que dicho centro es anticapitalista, anti especista y antiimperialista, cuidándose de no definir que se entiende por tales atributos.
Es por ello que sus autoridades desde el rector, vicerrector de asuntos estudiantiles, en este caso, el decano de la facultad y su director deberán vetar aquella parte del estatuto recientemente aprobados que son antagónicos, no solo con las normas superiores de la universidad, sino que también con la constitución y la democracia del país, algo que es sagrado en una facultad de derecho.
Vivaldi se ha alejado del bien común. Debe renunciar.
Javier Fuenzalida


 
  Sensaciones y notas apartes
  Una PSU en medio de la crisis
  Escuelas y aulas de reingreso: garantía de paz social
  Limache: Primera comuna en solicitar incorporación de educación cívica a sus mallas curriculares
  Más de $ 22 mil millones aprobó el CORE para proyectos regionales
  Senador Chahuán valora avances en transporte y salud en medio de Presupuesto 2020
  El barco de carne del Poeta “Luis Omar Cáceres”
  Por una genuina Economía Social de Mercado
  Senador Lagos Weber refuta cuestionamientos del senador Allamand a acuerdo constituyente.
  Director jurídico del municipio de Concón se refirió a situación de hotel Punta Piqueros
  Diputado Andrés Celis valora aprobación de proyecto que reducirá costo de medicamentos gracias a la intermediación de Cenabast
Diario Proa Regional
Autenticamente Sanantonino
 
  border=0