Jueves 21 de Mayo de 2020
Fulano, Zutano, Mengano y Perengano

Al referirnos  con estos nombres  en algunos párrafos  o frases, es como decir, que   es una persona anónima, o simplemente un “NN”; alguien  “SIN NOMBRE”. Estos  nombres  generalmente los usamos  para  referirnos aun sujeto  indeterminado o sin identidad específica, es algo igual a un individuo “X”;  que hizo esto, o dijo esto otro.
       Los nombres aludidos en el título de esta crónica, también son como una bufonesca protección a la identidad de personas que incurrieron en determinados conductas a las   cuales no se les quiere mencionar con nombres y apellidos. Siendo este, el  caso puntual de ésta  narración,   real o ficticia; lo que dejo a sus criterios de mi inspiración de  credibilidad verosímil, o, a la simple lectura de mi explayada pluma de escritor.
      Un día X en Santiago,  en los primeros días de cuarentena Fulano y  Zutano,  decidieron  salir al supermercado sin salvoconducto  para  ir a comprar  los bebestibles  y otras cosas más y así tener la guarnición  necesaria de mostos fermentados y destilados para acompañar  los Sushi que planificaron  de onces comidas  y esperar a sus  visitas, Mengana y Perengana, como corresponde, ya  que alojarían ese fin de semana con ellos en el  departamento de Fulano  en la  Av. Kennedy, en la comuna de Las Condes. ¡Qué más da!,  total el supermercado quedaba a pocas cuadras de su domicilio; ese  fue, el razonamiento de Fulano y Zutano;  ya que la página de  la comisaría virtual se caía constantemente.
 Fulano y Zutano, al salir a comprar los líquidos tan esenciales para tal suceso gastronómico olvidaron  los  barbijos pertinentes e igualmente decidieron  continuar con la  pequeña caminata y su concurrencia al centro de  abastecimientos cercano al domicilio mencionado.
       La idea y la decisión tomada por estos dos personajes  “NN”, fueron de una irresponsabilidad  ABC1 notable  y  de una falta de respeto a la ciudadanía  de grandes  proporciones e inconsciencia cívica,  al infringir  las medidas sanitarias  de  ir  a comprar los mencionados bebestibles, sin haber hecho el trámite virtual  de desplazamiento con el respectivo salvoconducto y sin las mascarillas de protección.
     Esta  brillante idea de Fulano y Zutano, desencadenó que otro “Sin nombre”, amigo de estos, los contagiara, ya que, “susodicho”, mantuvo una corta distancia  en su larga narración de su último viaje a Europa. En resumidas cuentas y tirando una certera y marcada raya para la suma, al cabo de unos días los cuatro;  Fulano, Zutano, Mengana y Perengana  con los notorios síntomas del Covid 19.
      Volviendo a nuestro querido Puerto de San Antonio;  la irresponsabilidad de algunos sanantoninos “NO TIENE NOMBRE”, paseos a diestra y siniestra por las  calles de la ciudad, con los barbijos puestos como coloridas y bien diseñadas barbas postizas, en  caminatas innecesarias  por las  concurridas  arterias céntricas de la  capital provincial y sin dejar de lado nuestras ferias libres, en las cuales algunos caseros gritan libremente sus vitales productos sin los resguardos y cuidados pertinentes. Acá también tenemos “Fulanos  y Menganos” con nombres  y apellidos, sólo que  esta vez, los mantendré en el  anonimato esperando que se peguen el alcachofazo y se comporten higiénicamente y responsables  con la ciudad.

HUBERZZA


 
  La minería de cara al futuro pospandemia
  Salud mental ¿la pandemia que viene?
  Prioridades y coronavirus
  INDAP inaugura nuevo sistema de Atravieso para el Canal Los Lazos en Putaendo
  Más de 300 canastas de alimentos se han entregado a familias de Cabildo con recursos municipales
  Internos de Putaendo se encargan de sanitizar unidades del Aconcagua
  Centro de Salud Familiar de San Pedro inició entrega de medicamentos y alimentos a usuarios mayores de 75 años
  Tribunal Ambiental de Santiago condenó a Inmobiliaria Altos del Yali a reparar el daño ambiental causado en el sector Quebrada La Loma en la comuna de Santo Domingo
  Fumadores reducen en 6 años sus expectativas de vida
  Pandemia, Merkel y los ancianos
  Subsecretaria Paula Daza recorre nueva residencia sanitaria en Viña del Mar
Diario Proa Regional
Autenticamente Sanantonino
 
  border=0