Miércoles 16 de Septiembre de 2020
Una parte de nuestra herencia a la juventud

Somos nosotros las personas mayores; las que tenemos que predicar con el ejemplo y por añadidura, les habremos inculcado poco a poco a nuestros jóvenes un modelo a seguir; demostrando que las metas a largo, corto o mediano plazo por más difíciles que estas sean, si se pueden lograr. El tratar de reinsertarnos laboralmente después de jubilarnos; ya que el dinero de nuestras pensiones es paupérrimo; en una sociedad avasalladora, envidiosa, competitiva, racista y miradora a menos; es una de las tantas evidencias y argumentos que podemos entregar a nuestros hijos y jóvenes cercanos a modo de enseñanza, cuando a estos se les presenta alguna dificultad en sus vidas, viendo muchas veces de forma pesimista a estos problemas y no hallando una salida venturosa y adecuada a estos. Las demostraciones de constancia que reflejamos en las actitudes de templanza y resistencia ante las dificultades que nos presenta la vida en nuestro día a día y las muestras de empuje, de reinvención y de no claudicar frente a los obstáculos que se nos aparecen, tienen que ser parte, sí o sí; de nuestras personalidades educativas, para sermonear creíblemente a esta generación tan mal vista por algunos críticos y pesimistas contemporáneos míos ya próximos a los 60 y más abriles. Tratemos de no caer en opiniones negativas en excesos y lo mal que supuestamente está la juventud, ya que, queramos o no; estos son un reflejo de lo errado que hemos estado en su crianza y en su formación. El encontrar numerosos errores en su forma de ser, frente a su individualismo y la personalidad desafiante de ciertos jóvenes millennials; habla mal de muchos pedagogos de jóvenes. Estos supuestos moldeadores o instructores académicos tienen que tener la película clara; ellos son de otra generación, una muy distinta a la nuestra; estos nacieron cuando el mundo ya era digital y son por esencia cibernautas y tecnológicos; ellos desconocen un mundo sin el internet y por ende, son diferentes a nosotros y menos comprometidos en algunos temas puntuales que interesan a nuestra generación; no por eso; tenemos que catalogarlos como un pésimo grupo etario sociológicamente hablando. La frustración es una característica notoria de la juventud y esta generación Smartphone igualmente la tiene, su impaciencia e inmadurez versus su gran autoestima e idealismo, muchas veces los hace caer en un relajo preocupante, manifestando a la vez, poco esfuerzo para solucionar sus problemas, estos necesitan de un remesón emocional para que cambien de actitud frente esos temas que los abruman. Cuando los longevos demostramos con hechos, que la vida no es solo el internet y que las frustraciones se combaten enfrentándolas y dando el paso, por muy difícil que este sea; se los heredamos; y legamos un ejemplo a esta generación. Inculquémosles que ellos tienen más potencial del que creen, destacando sus virtudes, pero haciéndoles ver sus limitaciones objetivamente, sin atacarlos para que no se lo tomen a mal, después de ese ejercicio también recomendado para todas las generaciones, hagan que ellos reflexionen y formen una estrategia para superar su conflicto emocional. Cuando estos jóvenes, dueños del futuro ecológico y social en el mundo; meditan y razonan, logran cambios sustanciales en provecho directo de todos e incluso de los que censuran tácitamente a esta generación. HUBERZZA


 
  REINVENTARSE
  Bolivia y el otro octubre
  Diputada Camila Rojas oficia a la Superintendencia de Educación Superior por agresión a estudiante por deuda universitaria
  Banco de Chile y Desafío Levantemos Chile lanzan 5º Concurso Nacional Desafío Emprendedor
  Minvu amplía plazo para postular al subsidio DS49 individual
  El mejor amigo del hombre
  La Tormenta Perfecta
  La propiedad privada, Friosur y la reflexión constituyente
  Pescadores artesanales de chile unidos por una misma causa
  Subdere financia moderno circuito de calistenia en comuna de Casablanca.
  Ejemplar canino de Gendarmería decomisó más de un kilo de drogas en la cárcel de Valparaíso
Diario Proa Regional
Autenticamente Sanantonino
 
  border=0